AQUELLAS VIVENCIAS Y ANECDOTAS QUE NO

SIEMPRE SON CONOCIDAS

PRÓLOGO

Sucede, que cuando uno ha vivido tantos años, las anécdotas se suceden a veces a un ritmo vertiginoso. De momento no les prestas demasiada importancia, pero con el paso del tiempo, van acudiendo a tu memoria con un ritmo vertiginoso, que es cuando valoras en su dimensión todas aquellas vivencias.

Puedo decir que cuando uno cumple 90 años de edad como es mi caso, con una memoria que me atrevería decir prodigiosa, acompañada con una buena preparación física a la cual dedico, diariamente una atención muy especial, me permite afrontar satisfactoriamente cualquier reto propio de mi edad.

Mi domicilio tiene una amplia terraza exterior, además de un largo pasillo interior con un pequeño gimnasio con su amplió espejo, en uno de sus departamentos, que me permiten realizar con relativa facilidad, la preparación adecuada por mi edad, sin necesidad salir a la calle. Son momentos muy difíciles que reclaman la atención de toda la ciudadanía, para eliminar esta maldita plaga del coronavirus, provocador de la muerte de miles de personas en todo el mundo.

 

INTRODUCCIÓN

 

Allá por los años de 1936-37, la población de Barcelona incluida en lo que hoy es un amplio aparcamiento inferior en la actual Plaza de la Catedral, un laberinto de callejuelas donde se celebraban con más voluntad que acierto, sus fiestas patronales con un sin fin de actividades, donde nunca podía falta una carrera pedestre para niños, donde los premios siempre eran juguetes de la época, muy codiciados por la gente menuda.

 

Pero la “Gran Fiesta”, se producía con la esperada llegada del día de “Sant Roc”, donde se practicaban toda clase de actividades para gente menuda, como “La Cucaña”, Carreras con sacos, Equilibrios sobre un tronco encerado, Carrera a la pata coja así como otros similares. Es a partir de aquí, cuando aparece la primera anécdota.

 

Resulta que en la prueba pedestre en la cual participe, cuando iba netamente destacado, un control situado en la Calle del Pino, cuando esta era en dirección contraria a la de hoy, me coge de un brazo y me aparta de la misma. Venga niño fuera de aquí, que pronto pasarán los corredores, cuando le dije que yo era la cabeza de carrera ya casi en la misma calle de “La Paja”, donde estaba mi domicilio.

 

Hay que decir que toda la chiquillería participaba con la ropa normal de ir por casa, por lo cual no se podía descifrar, quienes eran los verdaderos participantes en las carreras y quienes no.

 

Los vaivenes de estas curiosas y a veces mal nombradas anécdotas, se irán sucediendo de forma un poco irregular, pero todas ciertas por haber sido testigo presencial de todo lo sucedido.

 

 En una convocatoria en Palma de Mallorca, nos alojaron en una amplia nave tipo cuartel con camastros adosadas a la pared y aquí si que pudo suceder algo mayúsculo. Resulta que el atleta Romaguera un destacado especialista de 400 metros vallas, dormía como un tronco, cuando de pronto el amigo Domingo Mayoral, se acerca a él, y blandiendo una pequeña entorcha encendida, se pone a la altura de su cara gritando con furia, FUEGO, FUEGOlo que motiva que el pobre vallista diera un enorme brinco, poniéndose a correr por toda la nave despavorido, dando unos gritos enormes, que quizás se de vieron de escuchar en su lejana ciudad de Sabadell…

 

  • Siempre recordaré la que me sucedió personalmente con motivo de mi primer desplazamiento a la ciudad de Freiburg Breisgau en Alemanía. Este primer viaje costeado por mi siempre recordado amigo Juan Antonio Samaranch, el cual me facilita el pasaje en ferrocarril, por la Agencia de Viajes Cyrasa sita en la calle Trafalgar, debajo de las oficinas de trabajo del mismo, los cuales me dan el bloc de billetes hasta la misma ciudad de Freiburg -Breisgau.

 

  • Me tocó compartir compartimiento, con un “un hombre afeminadoque me dijo si creía en el amor libre, intentando meterme mano aprovechándose de la nocturnidad que había. SOLUCIÓN, en la primera estación salto del tren para protestar al Jefe de la misma, en el momento que el tren emprendío  su marcha, con todo mi equipaje en él.

 

  • Solución, viendo mi impotencia pra solucionar el problema, ponen a mi disposición un coche que muy rápido parte hasta la próxima estación. Recojo mi equipaje y muy rápidamente salimos en aquel insstante. Me destinan a un ferrocarril dirección Basilea, muy cerca ya de Freiburg-Breisgau

 

  • Solució, viendo la mi impotència per solucionar el problema, ponen a mi disposició un coche que rápido parte hasta la pròxima estació. Recojo mi equipatge y en este instante, me destinan a otro ferrocarril con dirección a Basilea, cerca ya de Freiburg-Breisgau

 

  • Solución, en la primera estación bajo del tren para protestar al jefe de la misma, en el momento que el tren emprende su marcha con todo mi equipaje en él.

 

  • Solución, viendo mi impotencia para solucionar el problema, ponen a mi disposición un coche que raudo parte hasta la próxima estación. Recojo mi equipaje y me apeo en este instante. Me destinan a otro ferrocarril dirección Basilea, cerca ya de Freiburg-Breisgau Pero nuevamente me equivoco, subiendo a otro con dirección a Milousse, donde no se que pinta esta localidad, en este viaje.

 

  • Se puede decir que aquí se armó la marimorena Unos gendarmes al ver mi cara de buen chico perdido por el mundo, me llevan a la mencionada estación de Basilea desde donde el tren me deja en la misma estación de Freiburg-Breisgau en la cual ya me esperaban el personal de Olímpia Haus, la residencia en la cual debía alojarme Su acogida fue muy cordial con aplausos sin saber nada de esta aventura mía. Solo por la simpatía de ser un atleta español, cosa insólita en este famoso lugar. Si sabían que iba a entrenar con el mejor entrenador del mundo, especialista de fondo y medio fondo, Woldemar Gerschler.

 

MIS INICIOS EN MI CIUDAD NATAL DE BARCELONA 

 

Mi debut en el deporte de mi vida fue representando al modesto equipo del C. D. Deportivo Hispano Francés  de Barcelona, bajo la dirección de Raimundo Camps, entrenador-gerente del mismo. Sus pistas estaban   ubicadas en paralelo con el actual campo de futbol del a, en la parte Sur del mismo. Eran unas pistas de  300 metros de cuerda, naturalmente de ceniza en aquellos tiempos. Mi misión era, aparte de entrenar, seguir   al equipo para seguir con mi preparacón allá donde actuaba, esperando mi oportunidad que se dio el año 1949  en el Trofeo Primavera en el actual Estadio de Montjuic, cuando uno de los titulares se lesionó en  el calentamiento.

 

  • Me dijeron tranquilo, que vas a salir de titular. Tú te limitas a seguir detrás de los titulares, para ganar al menos un punto. Y así fue, pero al llegar a la recta final mediante una fuerte aceleración consigo llegar como vencedor de la prueba

 

  • La bronca que recibí de los atletas como del entrenador, fue de aquellas que echan humo, por no seguir las indicaciones de colocarme detrás de ellos. Me dijeron que los titulares se fiaron, porque yo nunca les podría ganar en condiciones normales. La marca fue 2:04,1 con 19 años de edad. Ya veis ganas una prueba y en vez de felicitaciones, palos por todos lados….

 

  • A raíz de una buena actuación en el Estadio Olimpico de Berlin, donde rebaje la plusmarca española de los 2000 metros lisos, se me acerca una persona invitándome a participar en un meeting de alto nivel en la ciudad de Göteborg, la cuna de récords mundiales de medio fondo y fondo. Es el sueño de todos los especialistas de estas pruebas.

 

  • Mi debut en una sesión nocturna vuelvo a rebajar la plusmarca española, lo que motiva que este promotor me incluya en los programas atléticos en localidades muy cercanas entre sí y el Hotel Edén, una perfecta y funcional residencia deportiva, enclavada en un frondoso bosque muy cerca del estadio de mi debut.

 

En todas ellas logré romper la cinta en primer lugar, incluso en algunas con plusmarca española en la prueba  de 1500 metros lisos. Esta persona resulta que es el Director del popular periódico, “Göteborgs Posten” uno  de los más acreditados y antiguos en Escandinavia.

 

  • Mi alegría llegó a su cénit cuando cual después de estos éxitos, me dan la gran noticia, diciéndome que voy a tener la oportunidad de debutar en el mismo Estadio Olímpico de Estocolmo, el mismo que acogió los Juegos Olímpicos en el año 1912, en el gran meeting internacional del año.

 

  • Mi alegría es inmensa pero a continuación viene la decepción, cuando me comunica dicho señor que lo haré en serie B, dado que mis marcas no dan el crédito para hacerlo en la serie A, dado que mi mejor marca récord es de 3:51,6. Lo entiendo Sr.Strömberg, pero si estoy aquí es porque busco mi gran oportunidad, no para hacer turismo.

 

LA MEJOR ANËCDOTA DE TODAS

 

  • Aquí me lo jugué todo a cara y cruz. A veces pienso si me invitan por simpatía   por el hecho ser español. Tengo muy claro que de no hacerlo con los buenos, regreso inmediatamente a Friburgo-Breisgau. Espera Thómas que lo consultaré y te digo algo. Muy pronto solo unas horas, me dice okey, con los buenos….

No solo gané la prueba sino que rebaje mi anterior plusmarca española con un tiempo 3:47,2, provocando un gran jolgorio en el Estadio Olímpico, obligándome a dar la vuelta al ruedo como los toreros, cosa inédita en una pista deportiva.

 

  • Al día siguiente toda la prensa deportiva en general, como también la no deportiva, insertan en primera plana titulares en todos formatos, de un atleta español que encendió el Estadio Olímpico, con multitud de fotografías. No hay duda que esta fue una de las grandes anécdotas, que me abrió las puertas de Europa de par en par.

 

  • Por supuesto que hay muchísimas, más anécdotas para contar, pero no habría espacio suficiente en este documento, para explicarlas todas. Quizás en otro momento más adelante, me atreva con ellas, que por cierto son de armas tomar para todos los gustos, aunque muy picantes y atrevidas.

 

1

Barris entrando vencedor de los 1500 metros delante de los plusmarquistas

mundiales Dan Waren de Suecia i el americano Don Bowden durante LosJuego

Atleticos Mundiales de Julio de 1958 en el estadio olimpico de Estocolmo

*****************************

                                                                                                        Barcelona, mayo de 2020