ANECDOTAS Y CURIOSIDADES DEPORTIVAS PERSONALES DE TOMÀS BARRIS

 

MI PRIMERA COMPETICIÓN

 

anecdotas 01 asterix

Después de participar en numerosas carreras pedestres por los barrios de Barcelona, con motivo de sus Fiestas Patronales, donde siempre los premios eran juguetes, nunca dejaba de acudir a ellas, dado que en aquellos años después de una traumática y difícil post-Guerra Civil Española, era la única manera de disfrutar de ellos, dado por la precariedad política, social y deportiva que padecía nuestro país.

 

En aquella época, en que yo trabajaba de aprendiz en un taller mecánico, al salir a la calle para dirigirme a casa, contemple en un kiosco un periódico que anunciada una competición pedestre, para escolares, debutantes y trabajadores de empresas, que era ni más ni menos, la popular Jean Bouin de Barcelona.

 

Este periódico que era "El Mundo Deportivo” de Barcelona, incluía por primera vez en su programa de pruebas, esta nueva carrera a la vez invitaba a inscribirse gratuitamente a todos los que quisieran participar en ella. Solo se tenía que acudir a su redacción para hacer constar tu nombre y la categoría que te corresponde.

 

Sin pensarlo dos veces acudí raudo, para hacer constar mi nombre y el colegio, en el que cursaba mis primeros estudios, que era la Academia Balmes, situada en un tercer piso en la céntrica Plaza del Pino a tan solo 100 metros de mi domicilio.

 

No digas nunca no La anécdota viene dada, porque en este taller donde yo trabajaba, también lo hacía un miembro del cuerpo de bomberos, que hacía horas extras para ganarse mejor la vida. Cuando se enteró, de que yo participaría en la misma prueba que él me dijo muy convencido, no te preocupes que estarás protegido con el soporte de nuestro coche oficial, cosa que me alegró y tranquilizó, dado que al ir solo alguien tenía que llevar mi ropa de calle y la bolsa que contenía las prendas de abrigo del calentamiento Mi ropa de competición era una camiseta blanca de calle, calzoncillos, cosidos por la bragueta por mi madre, zapatillas negras con cintas, calcetines verdes, y un pañuelo en la cabeza, que en la llegada lo llevo en la mano.

 

anecdotas 02 primera competicion

Instante de la llegada de mi primera

competición en 1947

 

Cuando nos encontramos en la salida, situada en la Diagonal - Paseo de Gracia, al recoger mi ropa para llevarla al coche, el director del equipo de bomberos, se opuso tajantemente a ello, reiterando un rotundo no, no, no, por temor de que mientras esperaban mi llegada, ellos se podían resfriar, dada la baja temperatura que solía haber en aquellos crudos mesesinvernales.

 

Hubo sus discusiones que subieron de tono cuando mi compañero laboral, amenazó en no participar si se oponía a ello. Hay que señalar que al ser una prueba conjunta, con escolares, debutantes y empresariales, tomaron la salida más de 100 participantes, cosa insólita en aquel tiempo.

 

La anécdota viene por si sola. Cuando ellos llegaron con su coche, al verme muerto de frío me dijeron, esto es fuerte chaval, toma tu ropa y tápate que el día es muy frío. Cuando se enteraron que yo había sido el vencedor, se quedaron verdaderamente helados, dado que quien tuvo que esperar era yo, mientras elbombero” de mi taller se destornillaba de risa.

 

****************

 

Las cosas siempre muy claras. Otra vivencia que hoy podrían sacar los colores a cualquiera, sucedió cuando los responsables del deporte universitario en España, (LAFISU) requirieron mi colaboración para reforzar al equipo nacional de su colectivo, en los Campeonatos Mundiales Universitarios, a lo cual accedí muy gustoso, porque lo yo pretendía era competir con atletas de contrastada categoría.

 

Pero la anécdota vino cuando yo, que apenas tenía estudios y menos de este calibre, debía tener una identificación que avalara mi condición de universitario, para lo cual en un “plis- plas” me convirtieron en doctorado por la Universidad de Oviedo, pudiendo participar sin ningún problema en esta y otras competiciones.. Así de guapos éramos los españolitos de la época.

anecdotas 03 tarjeta identidad

Adjunto el carnet acreditativo, para que todos vean que nosotros no hacemos trampas, como lo atestigua este documento con fotografía incluida .Oigan, que nosotros sabemos hacer las cosas bien hechas……!!! Toma castaña, para que aprendan !!!

 

**********************

 

Cuando te metes donde no te llaman, te puede ocurrir esto.Fue en el verano de 1956, cuando me llega una invitación para participar en un gran meeting en la capital de Argelia, no dudando un momento, a pesar de las advertencias, en aceptar dicha invitación.

 

En aquel año la ciudad Argel, que estaba en permanente litigio con Francía, para recuperar la autonomía propia que le correspondía. No obstante este conflicto los osados franceses pasando de todo y para demostrar su autoridad en este territorio, no dudan en organizar un meeting internacional, titulado "Geo Andrè” en memoria de un destacado deportista francés.

 

Entonces para no ir solo, recurro al gran ex - marchador y mejor periodista deportivo, Gerardo García, al cual propongo haga llegar una invitación a los dos mejores fondistas del momento, Antonio Amorós y Luis García el gran "Paganini”, el rey de las "pollaradas” de Aragón, para emprender los cuatro juntos el vuelo desde Toulousse hasta Argel.

 

Es en pleno vuelo cuando advertimos del riesgo que afrontamos por le persecución que existe en la capital argelina, hacía supuestos ciudadanos franceses, y es en este momento cuando ponemos en marcha nuestras armas de defensa.

 

Procuramos siguiendo los consejos, no entrar en los barrios internos de la Cashva, pero nosotros que de política, nada de nada, pero si muy curiosos, decidimos entrar ignorantes del peligro que esto suponía y decidimos hacer uso de la primera arma dedefensa, ir por la calle hablando muy alto en español, por aquello de las confusiones de las nacionalidades, con lo cual recorremos por los entornos más conflictivos, ante las miradas un poco extrañas, pero desafiantes , de. la gente que nos miraba por las calles. El temor era que nos identificaran como franceses.

 

Pero el gran temor llega con la noche, cuando, en la residencia de estudiantes donde estamos alojados, corre el rumor de una posible introducción de algún comando, con el claro objetivo de asaltar a alguno de los deportistas que allí pernoctamos.

 

Rápido el gran Antonio Amorós, un hombre bueno donde los haya, encuentra la solución apropiándose de un gran cuchillo de la cocina, el cual esconde debajo de la almohada de su cama, y siempre con ojos muy abiertos, al menor ruido ya lo tenías de pié escondido detrás de un armario y así varias veces, sin que afortunadamente ocurriera nada. Pero allí nadie durmió y al día siguiente muertos de sueño, pero con muy buen humor, pudimos competir dignamente

 

!!! Que gran talento tenemos los atletas, inventando la defensa propia.!!!

  

********************

 

Un chantaje positivo. Una anécdota para mi muy positiva, estuvo relacionada por mi debut en la catedral del medio fondo mundial, el Estadio Olímpico de Estocolmo. A raíz de mi primera actuación en el "meeting” ISTAF de alto nivel en Berlín, donde alcance la plusmarca española de 2000 metros lisos, el manager del equipo de Estados Unidos, que cada verano suele realizar una gira por Europa, cuyo nombre responde a Sven Strömberg, a su vez era el director del periódico sueco “Goteborgs Posten”, me invita para unirme a este grupo de élite americano, para participar en los grandes festivales atléticos de Escandinavia, que naturalmente acepto muy ilusionado.

 

MI debut en Escandinavia, la efectuaría en la ciudad sueca de Göteborg, en un festival de alto nivel internacional, participando en la misma prueba que en Berlín, los 2000 metros lisos, que gané en lucha con afamados corredores de varios países.

 

Muy pocos días más tarde, repito victoria en la población de Värberg, esta vez en los 1500 metros, venciendo otra vez con nuevo de España. Seguido días más tarde en la pequeña población de Kungäly, donde vuelvo a conseguir otro nuevo triunfo, en la distancia de 800 metros, con nuevo récord de la pista de 300 metros de cuerda.

 

Delante de estos inesperados triunfos, me comunican la gran noticia de que voy a participar en el Legendario Estadio Olímpico de Estocolmo, que ya organizó en 1912 unos Juegos Olímpicos, pero dado que aún no tenia una marca contrastada internacionalmente, no podría participar en serie A pero si en la serie B, a lo cual me opuse totalmente.

 

anecdotas 04 estadio estocolmo

El mítico Estadio Olímpico de Estocolmo en los Juegos de 1912

 

En la rotundidad de mi negativa, que se puede interpretar como un chantaje, dado que me jugué todo, lo que podía venir por delante, que yo intuida que sería mucho. Mire señor Strömberg le dije, usted ya ha visto hasta hoy mi trayectoria, donde todas mis actuaciones han superado con creces sus previsiones, y le reitero que si no participo en la seria buena, mañana a primera hora, subo al avión y regreso a Friburgo, donde tenía mi residencia provisional.

 

Yo era muy consciente, que esta incorporación mía en este fabuloso grupo de atletas americanos, obedecía mas a la novedad de ser un español, que no por mis registros, que tampoco eran tan flojos en aquella la época, pero los periódicos con mucha sorna, titularon en tono irónico, esta tarde se presenta en el Estadio Olímpico, un atleta español que esperamos, no sea un aventajado turista, como suele ocurrir a veces.

 

Estaba muy claro que nadie sabía de este deporte en España, del la cual solo conocían, los triunfos del Real Madrid, a los toreros y a las folklóricas. La novedad de esta presencia en el Estadio Olímpico podría compararse más o menos, como si un torero de Rusia por ejemplo, debutara en la Real Maestranza de Sevilla.

 

Me contesta, espere voy a intentar convencer a los organizadores y enseguida le doy una contestación. Todo fue muy rápido y cuando me llama, me dice Thomás okey, saldrás en la Serie Buena.

 

En medio de una expectación, por ver al español, este ante el asombro de todos, consigo ganar la prueba, rebajando además la plusmarca española cerca de cuatro segundos. Es a partir de este punto, cuando explota todo. Los fotógrafos me obligan a dar la vuelta a la pista, cosa que antes no se realizaba, a la vez que el público no cesaba gritar, torero, torero, lanzando a mi paso toda clase de objetos.

 

Al día siguiente en los periódicos deportivos y no deportivos, publicaron "Sensación en el Estadio” con fotografías en primer plano. A partir de este momento, se me abrieron las puertas de los estadios más importantes de Europa, con una sucesión de 35 plusmarcas absolutas en pista de ceniza al aire libre.

 

ESTAS FOTOGRAFIAS SON MI RESPUESTA A LOS ORGANIZADORS

 

anecdotas 05 saludando publico

Saludando al público en Estocolmo

en 1957

anecdotas 06 venciendo plusmarq

Venciendo a los plusmarquistas

Mundiales Dan Bowden y Dan Waern

 

*************************

                                      

Como pueden suceder estas cosas?. Otra curiosa anécdota. Un profesor de educación física de la Universidad de Barcelona, cuyo hijo jugaba en el equipo de futbol del Hospitalet de Llobregat cuando yo era entrenador de futbol, quiso con toda la buena voluntad del mundo, mostrarme su agradecimiento por la consolidación de su hijo, que sea ya un gran jugador, me ofreció el cargo de entrenador de natación, para los alumnos universitarios de Barcelona ya que él era profesor de dicha Universidad.

 

Resulta que yo le tengo pavor al agua, recordando cuando en plena guerra civil española mis padres me refugiaron en el Palacio de Pedralbes, dado que los nacionales respectaban en sus bombardeos a este Real Palacio de Pedralbes..

 

Un día jugando en los jardines y donde había el actual estanque, de escaso medio metro de profundidad, me caí de bruces en el mismo, con un susto mayúsculo, que he recordado toda la vida, no queriendo saber nunca mas, nada del agua. Dicho de otra manera no sabía nadar.

 

anecdotas 07 este no soy yo

Este no soy yo….

Cuando le dije que no podía aceptar, porque yo no sabia nadar, me dice, no te preocupes, lo haces de  pié fuera de la piscina, contestándole y si en un momento de euforia me tiran al agua, como es habitual cuando se gana una prueba, no solo pierdo tota mi credibilidad, si no que además me ahogo. Me contesta, bueno de todas formas, tú tendrás un carnet de entrenador de natación, que como es natural rechacé, después de expresarle mi gratitud por su gentileza.

              

********************

 

anecdotas 08 bandera espanyolaOlímpico gracias a un militar del ejército español. Mi anhelo como la de todos los deportistas, no es otro que merecer ser olímpico, la cual cosa en nuestro país era sumamente complicada, por las secuelas y avatares de dos conflictos bélicos, mundial y español, durante una época de total precariedad, tanto deportiva como social.

 

Esta oportunidad aunque tardía para mí, llegó en los Juegos Olímpicos de Roma de 1960, dado que en los anteriores Juegos de Melbourne de 1956, por temas políticos España renunció participar.

 

Fue una intervención de un laureado Teniente General del Ejército Español Joaquim Agulla, en aquel tiempo Secretario de la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes, que dándome un rapapolvo de armas tomar, hizo posible alcanzar entorchado olímpico.

 

De mi selección me enteré por los periódicos, antes de comunicármela oficialmente. Se dio el caso, que tras ganar una competición en la ciudad sueca de Gotemburgo situada al norte del país, cuando al final de la misma, pise la cuerda de cemento, que marcaba del perímetro de la pista, cayendo al suelo sin poder levantarme, dado que me dañe el tendón de Aquiles, lo cual supuso para mí el cierre del resto del año, en el cual estaban anunciados los Juegos de la citada ciudad romana, que eran mi, la última oportunidad de merecer este entorchado olímpico.

 

Cuando le comunique mi indisposición para acudir a la ciudad italiana, dado que mi abandono de los entrenamientos y mi moral están por tierra, lo cual por otro lado, suponía quitar la plaza para otro atleta.

 

Su contestación fue de la que recuerdas toda la vida. Tú vas a ir a Roma porque te lo ordeno yo, además no le quitas el puesto a nadie. Tienes los méritos suficientes para que seas olímpico. Mi contestación:. Mi general, es que no voy a poder terminar la prueba, estoy sin entrenar y además mi moral es muy bajaSu contestación. No hablemos más. Y elevando el tono de voz me dice tú participaras y eso de la moral, te la levanto yo como no termines la prueba.

 

Hay que entender que en aquellos tiempos, el deporte militar era una de las fuentes para engrandecer el deporte español, promoviendo continuos festivales deportivos. Si no hacían más, nunca era por falta de voluntad, sino simplemente porque no sabían más.

 

anecdotas 09 joaquin agulla

Joaquin Agulla

Cuando el general Joaquin Agulla me hablaba con estos términos, que parecen autoritarios, para mí era un lenguaje que conocía muy bien, dado que en mí historial militar, había conseguidos numerosas plusmarcas nacionales, tanto de España como de Cataluña, como soldado de la Agrupación de Intendencía nº 4 de Barcelona.

 

Ahora una vez más, pasado los años vuelvo a expresarle mis respectos y mi gratitud. Muchas gracias mi General.

 

                        

************************

 

No te fíes nunca de tus mejores amigos cuando compites con ellos. Hay que estar muy alerta, cuando aparecen estos personajes en tu misma prueba, porque te puedes encontrar con toda clase de inesperadas guarradas”, dado que siempre te están acechando para disparar su artilleria sin ninguna piedad.

 

Pero esto merece un breve preámbulo, dado que esto solo sucede en las pruebas de campo a través, su terreno abonado dada la complejidad de sus recorridos, siempre entre frondosos bosques y vericuetos de difícil identificación.

 

Resulta que estos nobles contrincantes” deportivos, que yo calificaría como “aves rapaces”, son siempre los mejores corredores españoles, en pruebas de cross a partir de los 10.000 metros de recorrido, poseedores todos ellos, con títulos tanto nacionales como internacionales, por lo cual cosa no acababan de asumir, que un atleta especialistas de 800 y 1500 metros, les pasara la mano por la cara, cuando estas competiciones se desarrollaban por debajo de los 10.000 metros.

 

Y esto sucedía siempre en Cataluña, donde nunca me pudieron vencer. Fui un acaparador de toda clase de títulos, tanto de Barcelona y Cataluña, como así mismo de las más clásicas, del calendario atlético catalán

 

anecdotas 10 barris i molins

No fiaros de ninguno de estos dos

 

El primer “disparo” lo realizó mi querido amigo del alma Pep Molins, cuando en la clásica prueba de campo a través, la entonces tradicional prueba Manresa a San Vicente de Castellet bordeando siempre al río Llobregat, cuando faltaba muy poco para finalizar la prueba, me quedé solo en cabeza siguiendo el circuito marcado con las clásicas banderitas, cuando de pronto veo la maligna maniobra de que mi amigo del alma, que por un atajo comanda la carrera junto con una larga fila de tramposos.

 

Muy rápido pude alcanzar a este grupo de patos, para volver a dominar la prueba, no sin antes lanzarle una parrafada de improperios, que él muy serio, sin inmutarse por nada y sin mirarme siquiera, continuaba con su cansino ritmo de carrera. Mi último piropo fue "la mare que et va parir que descansada va quedar”.

 

Cuando volvemos a coincidir en el circuito reglamentario, emprendo una galopada triunfal, que me lleva a la meta situada en el campo de futbol de la población, con una holgada ventaja. Inmediatamente alzo mi protesta a jueces y organizadores que no sirven para nada, pues hay que ver primero lo que ha pasado, pero ellos no han visto nada…!! claro estaban a tres kilómetros de distancia ¡!

 

Esta muy claro que mi entrañable amigo, se pasó por el forro todos los dictados de la Carta Magna del Olímpismo, que promueve los valores del deporte, la igualdad para todos los deportistas y el respeto mutuo. Además de otra carta de las Naciones Unidas, que pregona sobre los Derechos Humanos, cuanto se refiere a la fraternidad y comunicación, que siempre tiene que haber entre todos los seres humanos. Pero nada de nada, él a lo suyo. Que poca falta de respecto a los valores olímpicos.

 

Otra cosa hubiese sido, si en aquellos tiempos hubiese estados con nosotros, "El Gran Ramón Montllor” que posiblemente hubiese puesto paz y orden, je j je,je….. pero también con el riesgo de armarla aún más gorda…. Es que no te puedes fiar de nadie. Fiate de los amigos que tequieren…. Ya vendrá mi respuesta en el momento adecuado.

 

******************

        

De película. La historia jamás contada. Después de un Campeonato España en pista, celebrado en las instalaciones de Vallehermoso en Madrid, donde mi entrañable amigo Pep Molins y yo mismo, alcanzamos en el atardecer de la víspera de Sant Fermín los títulos nacionales de fondo y medio fondo.

 

Cuando nos disponíamos a reemprender el regreso a Barcelona, con mi vehículo particular ya en plena ruta, se me ocurre decirle: Pep porque no vamos a Pamplona a disfrutar por primera vez de los tradiciones festejos de Sant Fermín. Dicho y hecho, damos la vuelta y enfilamos la ruta hacía la capital de Navarra.

 

A falta de pocos kilómetros para llegar a la plaza del Castillo, ya en plena madrugada, nos sorprende el inmenso gentío de personas, que por todos los medios de locomoción intentan llegar a tiempo, para ver el chupinazo desde el balcón del Ajuntamiento, con el tradicional “Viva San Fermín” y participar seguido, en el primer encierro de los festejos.

 

Es en este preciso momento, cuando se nos ocurre la idea de participar en esta carrera junto con los mozos con su pañuelo rojo en el cuello, nosotros nada de pañuelos solo con el deseo de comprobar si los toros son más rápidos, que los dos campeones de España de fondo y medio fondo. Nos metemos en plena calle de la Estafeta, con sus adoquines resbaladizos y sus vallas de protección, para empezar a correr ignorando lo que nos podía suceder.

 

Con bastantes metros por delante salimos como rayos, convencidos de que entraríamos a la plaza sin problemas. Hay que decir, que si consigues entrar en la plaza de toros delante de los morlacos, la entrada es gratuita, pero si lo haces por detrás, entonces tienes que pagar la entrada.

 

anecdotas 11 san fermin

Ojo con la "fierecita” que muerde

A falta de muy pocos metros para entrar un ruido ensordecedor de los toros, que parecían gigantes cada vez que se acercaban, junto con los gritos desgarradores de la gente enloquecida, me veo a 10 metros de la entrada, rodando por los suelos pegado a una valla protectora, con la gente y los animales encima, además de todo lo que había suelto por allí.

 

Aterrador, mientras mi compañero del alma entraba como triunfador al ruedo taurino, por primera vez por delante de un medio fondista, en su propio terreno, la velocidad.

 

Resultado: Una luxación de clavícula, que necesita una improvisada atención para poder regresar a Barcelona, mientras él correteaba tan pancho por el ruedo, buscándonos el uno al otro, dado que yo pude acceder por mi propio pie a la arena de la plaza, llena a rebosar de los mozos que acaban de correr con los toros.

 

**************************

                                      

Sucedió en el Palacio Real de Belgrado delante del Mariscal Tito Con motivo de Los Campeonatos de Europa de Atletismo celebrados en la capital de Yugoslavía el día 15 de septiembre de 1962, se celebro en el Palacio Real, una recepción en honor de todos los países participantes, que estarían representados por su capitán y el Jefe Oficial de cada delegación, honor, que me correspondió como capitán del equipo, acompañado del Viceresidente de la Real Federación Española de Atletismo, el Doctor Juan José Gómez Sigler, a la vez médico militar de la época y acérrimo defensor de la Patria hasta morir.

 

Todo se desarrollaba con la prevista normalidad, hasta que nos presentaron al Mariscal Tito y su esposa Jovanka Broz los cuales nos saludaron muy efusivamente, preguntándonos por el deporte español y su evolución política, a lo que muy rápido Goméz Sigler contesta en tono beligerante al Mariscal, recordándole su apoyo a los fascistas italianos para bombardear a nuestro país.

 

anecdotas 12 tito

El Mariscal JosipBroz Tito

La respuesta fue de las que dejan huella: Si, España es un país encantador pero sus gobernantes dejan mucho que desear, por lo que todos tendrían que marcharse.

 

Ni que decir tiene, que allí se armó la marimorena, por lo que decidí coger mi invitación personal, una vez firmada por ambos personajes que guardo enmarcada en mi domicilio, para desaparecer de este desagradable espectáculo. Yo vine por el deporte y no quería ser testigo de nada que no fuera el.

 

********************                

 

Lo que hay que hacer para no dormir en la calle. Fue en el año 1959 cuando en una de mis etapas de preparación en Friburgo, recibo otra invitación para participar en una serie de "meetings”de de alto nivel, como venia siendo habitual desde el año 1957, en que efectué mi debut por los países escandinavos.

 

Rápidamente se me ocurre una idea, contacto con mi manager sueco y le propongo que me acompañe mi entrañable "mi amigo del alma” Pep Molins diciéndole que se trata de un atleta que entrena conmigo en Friburgo con la garantía de realizar un unos buenos resultados atléticos. Le reitero que ha tenido las plusmarcas españolas de 5000 y 1000 metros. y títulos de campeón español.

 

Su respuesta es positiva y nos comunican que en las oficinas de la compañía SAS en Frankfurt, tenemos los pasajes para volar a Suecia, y mas rápido que el viento acudimos a dichas oficina a recoger los billetes, donde nos confirman que el vuelo es para al día siguiente, cuando nosotros estábamos convencidos que era un vuelo inmediato. En este momento son las 16 horas y aquí empieza nuestra aventura.

 

Muy pronto nos damos cuenta, que no teníamos suficientes marcos para poder pernoctar hasta la mañana siguiente, con lo cual solo nos quedaba la opción que dormir en un banco de la estación de ferrocarril, cosa no apetecible después de los duros entrenamientos de Friburgo.

 

anecdotas 13 radio

Este es el culpable

 

La solución que se nos ocurre , no es otra que buscar una casa de empeños y para dejar en deposito, dos enormes aparatos de radio "Grundig”,de aquellos que solo funcionan con pilas, a cambió de unos marcos que nos permitan poder dormir en una cama y desayunar al día siguiente. La condición pactada, después de explicar quienes éramos, fue que nosotros al regreso pagaríamos el préstamo y recuperamos las dos radios que para nosotros en aquellos años eran un tesoro.

 

Pero sabéis lo que representa buscar una "Casa de Empeños en Alemania sin apenas hablar este idioma.

 

Preguntamos a comercios, guardias, gente de paso, pero nada de nada, hasta que casi tropezamos con un triste hombre sentado en un banco, con una cara de no habercomido caliente en muchos días, el cual nos indica el lugar exacto donde podemos hallarla.

 

Y a si fue. Pero en vez de regresar cómodamente a Barcelona desde Estocolmo, tuvimos que cambiar el trayecto haciendo escala en Frankfurt para acudir a pagar lo que se debía y recoger a la vez los dos "trastos para regresar nuevamente a Friburgo, donde encontramos entre otros al picaresco” atleta madrileño Jesús Hurtado, que nos acompaño en el vuelo de regreso a Barcelona, para protagonizar una de las más jugosas anécdotas que recordamos, en el viejo aeropuerto del Prat.de Llobregat.

 

En el atletismo de entonces, te podías encontrar con estos lances y muchos otros parecidos, pero siempre con nuestro deporte como estandarte de ser considerado, como el más limpio, puro y transparente de todos ellos. Hay que me muero de risa¡!!!!

 

Uno de los anhelos del buenazo de Pep Molins, era conocer el paraíso nórdico de Escandinavia, la cuna de las pruebas de fondo y medio-fondo mundial pero sin desearlo, se encontró con el ELDORADO de un mercadillo de con un compro, vendo, cambio…de un atletismo histórico tal como dicta la carta del olimpismo, que yo titularía como el . No, no quiero titular nada…. Hay que me vuelve a venir la risa….

 

********************

 

Un feliz viaje de regreso a Barcelona con música al final. Después de pasar unos días de reposo en Friburgo, decidimos emprender el viaje de regreso a Barcelona para reemprender la actividad competitiva en España entre los que cuenta su Campeonato Nacional Absoluto, que particularmente para mí, representaba siempre una cita a la cual nunca dejaba de asistir, pese a perder un buen dinero de mis giras europeas.

 

En el pequeño grupo que componemos en este esperado retorno a casa, nos acompaña como queda explicado, el buenazo de Jesús Hurtado, que muy feliz nos cuenta sus aventuras en Alemania y las ganas que tiene por retornar a este bello rincón de la Selva Negra” alemana, donde tiene sus historias personales pero de las cuales no te puedes creer nada, porque todo es mentira.

 

El viaje lo realizamos en ferrocarril hasta Ginebra y desde esta bella ciudad del Lago Léman, subimos al avión de Iberia que nos dejara placidamente en el viejo y entrañable aeropuerto del Prat de Llobregat, después de contemplar desde sus ventanillas los bellos paisajes que sobrevolamos.

 

La llegada a la terminal todo como una seda, pero antes de hacer nuestra entrada en las dependencias de la aduana, custodiada por el control insobornable de los carabineros, nos damos cuenta de que llevamos los dos aparatos de radio Grundig” que tienen que declararse obligatoriamente para pagar el canon establecido para poder entrar en España.

 

anecdotas 14 guardia civilEn un rincón de las dependencias decidimos que un aparato, lo llevaríamos en mano mientras el otro, el Gran Hurtado, decide esconderlo en su barriga metido en el pantalón y sujetado con el cinturón del mismo y tapado todo ello con una gabardina que llevaba puesta que abultaba casi mas que él. Parecía una mujer preñada….

 

Al llegar al control nos damos a conocer y enseñamos la radio, que dijimos habíamos ganado como premio en una de nuestras competiciones y muy amables nos dejan pasar, diciéndonos que nos lo habíamos ganado con creces. Seguido nos preguntan: Llevan algo más? Y el bueno de Hurtado se le ocurre decir, no señor no llevamos nada, y cuando pasaba por delante del control en busca del pasadizo de salida sin saber porque, se le enciende la radio que llevaba escondida, con música a todo trapo.

 

Los carabineros que se destornillaban muertos de risa, que casi se caen al suelo, le dicen pasa, pasa, que solo por el momento de risa que nos has provocado te mereces tener la radio. Pero sal rápido del aeropuerto ahora mismo..JE, JE, JE, y allí lo ves corriendo que me pillan…Todo un espectáculo digno de enmarcar. Así éramos de espabilados los españolitos en aquellos años.

anecdotas 15 Aros olimpicos

* Y CONTINUARÁ…

 

Actualizado el día 5 de marzo de 2017